EL PICO SACRO

Escrito por patcalvelo 31-01-2008 en General. Comentarios (14)


Dominando el Valle del Ulla se encuentra el legendario Pico Sacro, fuente de numerosas leyendas y cuentos populares.
Según la leyenda recogida en el Códice Calixtino, que relata la llegada del cuerpo del apóstol a Galicia, allí vivía una reina, la Raiña Lupa, personaje mítico aliada de los romanos. Los discípulos del apóstol que llevaban su cuerpo para ser enterrado en el Campus Stellae (Santiago de Compostela), le pidieron un carro y bueyes. La reina los mandó al Pico Sacro para que el dragón y los toros bravos que allí había acabaran con ellos.
Cuando estaban a punto de morir los apóstolos se arrodillaron y empezaron a rezar, consiguiendo matar al dragón y hacer mansos a los toros.
Viendo este milagro la reina decidió convertirse al cristianismo.
Su cima está dividida en dos, según otra leyenda fue un titán con su espada quien la hizo. Cruzando por ese paso al otro lado, se llega a una de las dos cuevas que se encuentran en la montaña.
Como todo lo que rodea al Pico Sacro también tienen su leyendas, que si había un tesoro en su interior, que si daban al río Ulla...Su origen no está claro, hay quien dice que las hicieron los romanos para buscar oro, o quien afirma que son formaciones naturales.
A la otra cueva se accede por cerca de la capilla de San Sebastián, del S. XII
En su cumbre había un torreón medieval que fue destruido en la revuelta de los Irmandiños, pero del que aún se pueden ver algunos restos como unas escaleras talladas en la roca o la pared del foso.
El Pico Sacro apenas tiene 600 metros, pero se puede divisar desde más de 30 kilómetros a la redonda.
Hace unos años que tiene escaleras para subir a su cima, y bancos para descansar en el camino o simplemente contemplar el maravilloso paisaje.

Cómo llegar:

Es sencillísimo, al salir de Lestedo hay un indicador muy grande " Pico Sacro, Cachosenande".Cogen ese desvío que se está a la izquierda. A 500 metros se encuentra el campo de Fútbol, en el cruce siguen recto. Como a 2 kilómetros, casi en la cima, giran a la izquierda, suben por una pendiente muy pronunciada, arriba hay una gran explanada para aparcar. Sólo queda andar un poquito, si es que quieren llegar a la cima de todo, sino desde allí las vistas también soy muy bonitas.